EL ENCUENTRO

Este domingo celebramos el último domingo de Adviento a solo tres días de Navidad. Jesús ya está ahí, siempre lo ha estado. Está esperando a que vayamos a encontrarnos con Él.

 

‘Maranatha’ es una transcripción griega de una expresión de origen arameo, compuesta por dos términos, que significa 'El Señor viene’ (el nombre de la protagonista de nuestra historia proviene de ahí). Mara nos ha ido anunciando que el Señor se acercaba y hay distintos medios para favorecer ese encuentro. Esta última semana el espejo la avisa que el encuentro más grande ha de ser dentro de ella.

 

Y es que Cristo ha de nacer en nuestro interior. Es donde se debe realizar el verdadero encuentro. Su nacimiento ha de suponer un cambio en nuestra vida.

 

Por eso, en esta última semana de Adviento, escuchemos dentro de nosotros, abramos nuestro corazón, seamos sinceros con nuestras alegrías, ilusiones, sueños, dificultades, miedos, problemas… todo lo que nos constituye como personas y descubramos que Jesús soporta todas ellas y nos acompaña siempre. Por eso haz que esta Navidad: DIOS NAZCA EN TI.

 

¡FELIZ NAVIDAD!