Hace 193 años en Granollers (Barcelona) nacía María Ana. Sus padres, Lorenzo y Magdalena la cuidan en el Hostal El Llenoder que regentan. Mª Ana va creciendo y se ve que es una niña feliz, con gran sensibilidad, de carácter fuerte y decidido. Inteligente y audaz, muestra su cariño y afecto a todos los que le rodean.


Su sueño siempre fue educar y lo convirtió en su vocación. Un sueño que se hizo realidad y cuyo legado ha llegado hasta la actualidad gracias a la labor de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor, y que, adaptándose a los nuevos tiempos, ha germinado y ha dado fruto en la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas.


Por eso, esta semana celebramos la semana vocacional. Es importante descubrir para qué estamos llamados. Igual que María Ana sintió que su camino era educar con amor de madre a los que más lo necesitaban, cada uno de nosotros debemos responder a esta pregunta: ¿A qué estoy llamado? ¿Qué puedo aportar a la gran familia de María Ana? Y para hacerlo, qué mejor manera que siguiendo el lema de este año: ESCUCHA DENTRO DE TI.


Así que celebremos con alegría el cumpleaños de María Ana Mogas, y sintámonos felices de pertenecer a esta familia, “LA FAMILIA DE FRANCISCANAS ANA MOGAS”.